Aneurismas intracraneales y hemorragia subaracnoidea

Inicio Cirugía Vascular Aneurismas intracraneales y hemorragia subaracnoidea
Aneurismas intracraneales

Aneurismas intracraneales y hemorragia subaracnoidea

El aneurisma intracraneal es una protuberancia o dilatación en un vaso sanguíneo del cerebro que puede causar un accidente cerebrovascular hemorrágico, conocido como hemorragia subaracnoidea.

La presencia de un aneurisma cerebral generalmente no crea problemas de salud ni causa síntomas, y se le suele detectar, ocasionalmente, mediante pruebas realizadas para otras afecciones.

Pero la rotura de uno de ellos causa sangrado en el cerebro y amenaza la vida del paciente, por lo que demanda tratamiento inmediato. Se debe actuar de urgencia, cuando la persona presenta un dolor de cabeza repentino y muy intenso.

Entre los síntomas más frecuentes de una hemorragia subaracnoidea, se encuentran el repentino e insoportable dolor de cabeza, rigidez en el cuello, dolor arriba o detrás de un ojo, náuseas y vómitos, visión doble o borrosa, convulsiones, confusión y pérdida del conocimiento.

Entre los posibles factores de riesgo, se encuentran una lesión en la cabeza, la edad avanzada,  la presión arterial alta y el abuso con drogas, alcohol y tabaco.

También es posible que los factores estén presentes desde el nacimiento, por trastornos del tejido conjuntivo hereditarios, una enfermedad renal poliquística, estrechamiento aórtico, malformación arteriovenosa cerebral y antecedentes familiares de aneurisma intracraneal.

El tratamiento de un aneurisma cerebral no roto depende del tipo, tamaño y ubicación del aneurisma; el riesgo de ruptura, la edad, la salud y los antecedentes médicos y familiares del paciente, y el riesgo del tratamiento.

Hay dos opciones quirúrgicas para tratar el aneurisma cerebral:

  • El clipado microvascular, para cortar el flujo sanguíneo al aneurisma. El neurocirujano aísla el vaso sanguíneo que alimenta al neurisma y coloca un pequeño clip metálico, para detener el suministro sanguíneo. Dependiendo de la ubicación, forma y tamaño del aneurisma, el clipado es muy eficaz.
  • La embolización endovascular, como alternativa a la cirugía.  Consiste en introducir un catéter dentro de una arteria y avanzarlo, usando una angiografía, hasta el lugar donde se encuentra el aneurisma, donde se liberan espirales removibles de platino o pequeños balones de látex, introducidos a lo largo del catéter. Al bloquear la circulación y hacer que la sangre coagule, los espirales o balones destruyen el aneurisma.

¡Escríbanos!

    Información de contacto

    • Dirección San José / Alajuela, Costa Rica.
    • Teléfono +506 7265 5208
      +506 7066 0809