Adenomas Hipofisarios

Adenomas Hipofisarios

Los adenomas hipofisarios son tumores que se originan en las células que forman la hipófisis, una glándula muy importante porque regula la función de otras glándulas del cuerpo.

En general, los adenomas de hipófisis son tumores benignos (no cancerosos) y de lento crecimiento, a diferencia de los carcinomas de hipófisis, que son tumores malignos, pero muy inusuales.

Algunas de estas lesiones se manifiestan por una alteración de la secreción de hormonas, en diversas variantes sintomáticas:

  • Hipertiroidismo: Cuando la glándula tiroides produce excesiva cantidad de hormonas. Es un síntoma muy inusual en las personas afectadas por un adenoma hipofisario.
  • Síndrome de Cushing: Cuando el nivel de la hormona cortisol está más alto de lo normal.
  • Galactorrea: Secreción y producción de leche en hombres y mujeres, como consecuencia del aumento de la secreción de prolactina.
  • Amenorrea: Cuando los períodos menstruales femeninos desaparecen o se presentan irregularmente por alteración de las hormonas sexuales.
  • Gigantismo y Acromegalia: Cuando el nivel de hormona del crecimiento es mayor en los niños, lo que traduce en una mayor estatura. Si el síntoma se manifiesta en adultos se llama “acromegalia” y se manifiesta por cambios en el tamaño de las manos, pies lengua, puede alterarse significativamente la apariencia sobre todo en la cara.

En aquellos que no presentan alteración hormonal, como consecuencia de la compresión de estructuras cerebrales causadas por un tumor de hipófisis, el paciente puede sufrir alteraciones visuales, dolores de cabeza, cansancio y somnolencia, flujo nasal, náuseas y vómitos.

Existen diversas opciones terapéuticas para su tratamiento, siendo, en la mayoría de los casos, como primera instancia, la cirugía transesfenoidal endoscópica o microcirugía transcraneal.

¡Escríbanos!

    Información de contacto

    • Dirección San José / Alajuela, Costa Rica.
    • Teléfono +506 7265 5208
      +506 7066 0809